El mezcal es el secreto mejor guardado de México

Cada año nos tomamos un momento para conmemorar a México, para contemplarlo y aprender más de él, de sus secretos, su magia, sus leyendas y de todas las riquezas que aún nos tiene guardado.

México está hecho de la tierra, de la diversidad, de un tejido social que nos mantiene interconectados; a México lo alimentan sus tradiciones, sus leyendas y quienes sabemos mantenerlas con vida compartiéndolas con quienes saben valorar lo que la tierra dice. 

Nuestra forma de homenajear y celebrar a México es compartiendo, desde el corazón, su secreto mejor guardado, lo que mejor sabemos hacer: mezcal. Hacer mezcal con paciencia, con las manos, siguiendo los pasos de los maestros, su guía y conocimiento, y con niveles de calidad que nos dieron reconocimiento internacional, es una forma de agradecerle no solo a Oaxaca, sino a todo México; llevando en alto su nombre y su magia a todas partes.

El mezcal es el tesoro mejor guardado de México. Es la esencia de México a través del tiempo capturada en una botella; echa raíces y nutre todo lo que tiene alrededor; es el rito que pasa por varias manos para preparar un elixir que muestra el sabor y la magia. El mezcal es un maestro que recorre un largo camino para venir a contarle sus secretos a quienes sabemos escuchar.

Tomar mezcal nos lleva a compartir momentos que no vamos a olvidar, a seguir explorando el misticismo de las recetas familiares, las tradiciones ancestrales de cada región, la experiencia y todo lo que lo hace único.

Un mezcal por México y su complicidad.